EFICACIA PEDAGÓGICA DE LA RED

Introducción



Tal y como indica Guillermo Cardona Ossa en este artículo, en la sociedad actual, la sociedad del conocimiento, la ciencia y la tecnología han conquistado innumerables aspectos de la vida diaria. Tienen la capacidad de transformar nuestro modo de pensar, de sentir y de actuar como aspectos fundamentales de lo cognitivo, lo axiológico y lo motor, que son las dimensiones esenciales del ser humano. En estos momentos la educación se encuentra en una situación que le obliga a replantear sus objetivos, sus metas, sus pedagogías y sus didácticas si quiere cumplir con su misión en el siglo XXI: brindar satisfacciones a las necesidades del hombre, como dice Bill Gates en lo que trae el futuro" Las mismas fuerzas tecnológicas que harán tan necesario el aprendizaje, lo harán agradable y practico. Las corporaciones se están reinventando en torno de las oportunidades abiertas por la tecnología de la información, las escuelas también tendrán que hacerlo".

En un futuro próximo navegar en la aldea global será una tarea que exija muy altos niveles de "inteligencia social" esto es, una capacidad organizada del país para adaptarse a un mundo que cambia rápidamente, lo cual supone adquirir y procesar de un modo rápido una información sumamente compleja, para tomar decisiones que aseguren el aprovechamiento óptimo. Por este motivo es necesario desarrollar el pensamiento critico y estimular la actitud científica desde la primera escuela y a lo largo de toda su vida educativa.

La educación busca dentro de sus objetivos últimos la formación integral del ser humano, entendido como un ser de necesidades, habilidades y potencialidades. Busca intervenir en las Dimensiones Cognitivas (conocimientos) Axiológica (valores) y Motora (Habilidades y Destrezas), para mejorar la calidad de vida.

En este punto cabe plantearse: ¿qué es el conocimiento virtual?. Sin duda, aquel que, independientemente de su origen, se somete a las leyes de las redes virtuales, lo que significa que se estructura de acuerdo con parámetros de versatilidad, facilidad de acceso, rapidez de descarga y multimediaticidad, a lo que se agrega la posibilidad de ser manipulado e interactuado por cualquier usuario remoto. Puede leerse un libro a la manera guttenbergiana, hacer un resumen y exponerlo con cierta vergüenza ante veinte o treinta compañeros de clase. Puede generarse un debate sobre no importa qué tema en Internet. Acto seguido se inmiscuirá en él individuos de cualquier parte del mundo. El resultado tal vez sea una estupidez, pero nunca será una estupidez mayor que creer que la lectura de un soneto de Lope de Vega nos hará más cultos porque ese conocimiento es, por naturaleza, más relevante y profundo. En cualquier caso, la cuestión, creemos, no es tanto (como hemos intentado mostrar) la discusión sobre la naturaleza del saber así constituido cuanto la pregunta: ¿cómo se modifica la estructura misma del saber y del sujeto-que-sabe al someterse al conocimiento virtual? Como casi siempre en la historia, la cuestión más fundamental es la antropológica, no la epistemológica. ¿En qué devendrá la nueva `ecología' de los individuos en la sociedad de las redes? Por lo anteriormente dicho podemos entonces reafirmar que la Internet no es buena ni mala, su uso e impacto depende de la utilización que le den los seres humanos y solo allí se podrá evaluar a la formación axiológica de los mismos, los computadores y el Internet son un medio, no un fin en sí mismos.

Educación virtual vs educación presencial



Ya en el año 1999 un grupo de investigadores de la Universidad de las Islas Baleares apuntaba en un artículo que "uno de los campos donde más expectativas crean y donde están tardando en integrarse las redes es la formación". Quizá porque la interacción cara-a-cara entre formador y formando, entre el que enseña y el que es enseñado, es considerada uno de los factores fundamentales de todo proceso de formación".
Online_education_and_Financial_Aid.jpg
Uno de los retos de la educación virtual es superar la idea de que la formación presencial es mejor que la educación vía online. La presencia del docente en el aula con una buena capacidad comunicativa y un contundente carisma es difícil de superar por la frialdad de la teleformación. La educación presencial cuenta con la ventaja de ir siempre acompañada por un contexto que de manera informal refuerza el interés del alumno por la actividad de aprendizaje que despliega (la presencia de los compañeros, el intercambio de apuntes y puntos de vista, el repaso en equipo, las actividades extraeducativas, el contacto con los profesores., etc.).

Pero, los sistemas de enseñanza deben cambiar con los tiempos y adaptarse a los cambios sociales, económicos y tecnológicos. En la actualidad, los cambios que afectan a las instituciones educativas configuran un nuevo contexto, donde la omnipresencia de las telecomunicaciones en la sociedad, la necesidad de formar profesionales para tiempos de cambio, la continua actualización de estos profesionales, exige nuevas situaciones de enseñanza-aprendizaje y exigen, también, nuevos modelos adecuados a ellas.

Una de las principales contribuciones de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) al campo educativo es que abren un abanico de posibilidades en modalidades formativas que pueden situarse tanto en el ámbito de la educación a distancia, como en el de modalidades de enseñanza presencial, haciendo posible la convivencia de ambos sistemas. Como dice Ibáñez en este artículo, "las perspectivas que las TIC presentan para su uso educativo, exigen nuevos planteamientos que a su vez requerirán un proceso de reflexión sobre el papel de la educación virtual en un nuevo mundo comunicativo, pero también provocarán un cuestionamiento de las instituciones educativas". De este modo, las numerosas redes de comunicación y las posibilidades crecientes de los sistemas multimedia obligan a replantearse, tanto para la educación a distancia como para la presencial, la utilización de los sistemas educativos convencionales. En este sentido, un posible punto de encuentro podemos encontrarlo en los planteamientos del aprendizaje abierto (Lewis y Spencer, 1986; Lewis, 1988; Salinas y Sureda, 1992).

También es importante reflexionar sobre grado de interactividad y de control de la comunicación que ofrece el sistema. Ambos, interactividad y control están limitados por las capacidades y recursos tecnológicos del emisor y, sobre todo, del receptor, pero dependerá sobre todo del modelo didáctico que inspire el proyecto. Es, por tanto, esencial lograr el equilibrio entre la potencialidad tecnológica de la red y las posibilidades educativas que ofrece el sistema. En definitiva, estamos ante un problema eminentemente pedagógico.

Con el paso de los años y la puesta en marcha de numerosos proyectos educativos on-line se ha demostrado que la teleformación puede proporcionar una comunicación tan próxima y cálida como en la educación presencial. Muchas veces se parte de la base errónea de que la relación directa profesor-alumno proporciona una comunicación efectiva y de apoyo al estudiante, mientras que la formación a distancia deja todo el proceso de aprendizaje en manos del alumno. "Como señala Holmberg (1985), el grado más elevado de 'distancia' lo encontramos cuando una persona estudia sin apoyo alguno, lo que Moore describe como 'programas sin diálogo ni estructura', y esto desgraciadamente, también sucede en la enseñanza presencial."

Con la educación on-line el alumno, tanto si está en la institución, como si está en su casa, en el trabajo, etc., accede a una serie de servicios a través de internet: artículos, diagramas, vídeos, bases de datos, materiales específicos de formación, comunicación con el tutor, posibilidad de interacción con otros, etc. El acceso al sistema de aprendizaje a través de la red ha conseguido superar las barreras del tiempo (educación abierta las 24 horas del día) y del lugar (disponible desde cualquier lugar con conexión a internet). En este caso no habría ninguna diferencia entre acceder desde el aula de la universidad o desde el hogar a los materiales de aprendizaje. Además, estos nuevos planteamientos están relacionados con el aprendizaje abierto y pueden suponer una nueva concepción en la que la toma de decisiones sobre el aprendizaje por parte del alumno cobre peso.

El paso del tiempo nos ha demostrado que la Universidad a Distancia está cumpliendo un importante papel en la democratización de la educación, ya que puede llegar a un número mayor de personas y a las regiones menos favorecidas, donde la educación presencial no podría hacerlo. Sin embargo, tanto en la formación presencial como a distancia se sigue conservando una metodología de enseñanza basada en la transmisión de conocimientos y no en el cultivo de la mente para la creatividad, a través del trabajo de investigación como procedimiento básico de la vida académica.
En contra de lo que pueda parecer en un principio, la ausencia de un modelo o paradigma de comportamiento es donde la educación virtual y a distancia tiene su mayor fortaleza, ya que los alumnos no encuentran a quien imitar, y por lo tanto deben buscar por sí mismos el conocimiento aplicando el método investigativo. Evidentemente, esto va en contra del modelo educativo tradicional, y propio de la formación presencial, donde se prioriza la memorización sobre la reflexión y el examen se convierte en la única forma de valorar los conocimientos, lo que ha generado en docentes y estudiantes pasividad y conformismo ante lo establecido y normalizado, además de indiferencia y desapego ante cualquier esfuerzo intelectual, acompañados de la pérdida de la capacidad de asombro, la falta de un espíritu de iniciativa y la carencia casi total de entusiasmo por las cuestiones intelectuales.

La tecnología y las telecomunicaciones están cambiando la forma de vivir, de trabajar, de producir, de comunicarnos, de comprar, de vender. Por lo tanto la educación, como herramienta primordial de toda cultura, debe llegar a todos los niveles, con un concepto colaborativo, buscando alternativas útiles que produzcan un efecto positivo en el desarrollo de una comunidad. Así el modelo virtual propuesto aporta elementos tecnológicos que suplen la necesidad de una educación netamente presencial. Con estas nuevas herramientas se puede ofrecer educación de calidad a un mayor segmento de personas, educación que la Institución debe estar preparada a ofrecer, con un equipo humano, físico, técnico y tecnológico capaz de afrontar los nuevos retos del nuevo milenio.

El papel del profesor



Su rol tradicional


Ana Laura Rossaro, en su blog sobre Educación 2.0 hace un análisis del rol de los docentes con la llegada de la educación a través de internet. Para ella "si hay algo necesario y urgente en educación es replantearse el rol docente ante un nuevo paradigma que nos interpela. Pero no se trata de preguntarse si el docente será más o menos importante o si lo reemplazarán las máquinas, esa pregunta carece de valor y sentido, por lo menos no lo tiene en un mediano plazo". Arthur C. Clarke tenía una opinión muy contundente sobre este tema: “Un profesor que puede ser sustituido por una máquina debe ser sustituido”. La cuestión es pensar cuál es el lugar que el docente en un escenario con nuevos medios, nuevas tecnologías, nuevas fuentes de información, nuevos agentes de conocimiento y el cambio de las tradicionales jerarquías relacionadas con el saber.

La experiencia de educación mínimamente invasiva llamada "Agujero en la pared" y realizada entre 1999 y 2004 en un pueblo de la India nos permite analizar esta cuestión. Sugata Mitra empotró una computadora en una pared para comprobar si los niños se auto-instruyen en un entorno conectado sin intervención adulta. Lo que se comprobó es que la condición de "nativo digital" es aplicable más allá del contexto: los niños aprendieron de forma intuitiva a navegar, ver videos, jugar y otras funciones básicas. Sin embargo, sabemos que estar alfabetizado digitalmente demanda un conjunto de habilidades más complejas y de orden superior para las que la intervención de un docente es clave.

Ese docente tradicional con el manual o libro de texto en mano que lo sabe todo y que como agente trasmisor por excelencia de un saber configurado en niveles superiores de los que es ajeno, transfiere y deposita conocimientos en las mentes de sus alumnos, ese docente -lo sabemos todos- ya no tiene cabida.

Las fuentes de información son tantas y tan variadas que ya no se trata de “poseer” y transmitir la información sino saber buscarla, seleccionarla, interpretarla, construir y producir a partir de ella. La relación con los nuevos medios, entornos, dispositivos y herramientas tecnológicas debe trascender su uso intuitivo, por lo que el docente cumple un rol de guía, mediador y facilitador. Además sabemos que información no es conocimiento y allí es donde radica el rol docente: fomentar el uso crítico de la información y mediar en la construcción de conocimiento a partir de ella.Finalmente, si bien hay una nueva relación pedagógica entre el alumno y el docente, en la que se interpelan antiguas jerarquías disminuyendo las asimetrías tradicionales, el docente sigue cumpliendo un rol fundamental en la formación de los niños.

“Dejar todas las necesidades formativas al autoaprendizaje y la experimentación informal no es una actitud responsable por parte de las instituciones educativas (…) se requiere guía y tutorización en los procesos cognitivos complejos” Tiscar Lara, 2009

Ante los cambios producidos en la enseñanza el profesor debe ir adaptando sus competencias, su funciones y su rol. Dependiendo del grupo de alumnos, de sus características, necesidades e interese el profesor deberá ser competente en unas áreas u otras. Aún así, existen una serie de requisitos o destrezas que debe poseer. Según Berge "The Role of the online Instructor/Facilitator" (1996) se pueden agrupar cuatro áreas:

  1. Pedagógicas
  2. Sociales
  3. Gerenciales
  4. Técnicas

Al tratarse de un profesor orientado hacia el aprendizaje online tiene que tener en cuenta las características de este tipo de aprendizaje: la enseñanza no está centrada en su figura, sino en la interrelación que se produce entre profesor-alumno-conocimiento-herramientas digitales.
El profesor que se encuadra en los ámbitos del e-learning debe -como veremos a continuación- sincronizar las funciones de orientador, facilitador tanto de los procesos de aprendizaje, individual o colectivos, con las funciones de mediador en la utilización de las herramientas adecuadas.

El docente 2.0

virtual_education.jpg
Sin duda alguna, el papel del docente en el aula ha de cambiar y adaptarse a los nuevos tiempos en los que las TIC nos rodean. Y han de aprovecharse para realizar una nueva docencia. En referencia a este asunto, con fecha 11.11.2011, la UNESCO publica, en colaboración con Intel, Microsoft y la Commonwealth of Learning, un Marco cuyo objetivo es ayudar a enfocar la formación y habilidades de los docentes para optimizar el uso de las TIC en las aulas.
Este Marco de competencias pretende ser una referencia para las diferentes naciones, que deberá conducirles a desarrollar estándares y políticas referidas a las competencias en materia TIC de los docentes, y que deben ser un componente fundamental en los Planes Educativos de las naciones.Este Marco pone de relieve que no es suficiente que los docentes tengan habilidades TIC para transmitir éstas a los alumnos: los docentes deben ayudar a los alumnos a trabajar de manera colaborativa, y a resolver problemas de manera creativa con el uso de las TIC.


Los 7 roles del profesor en el aprendizaje en red:


A través del blog Nodos ELE se puede consultar un artículo de George Siemens sobre los 7 roles que un profesor podría desempeñar en un entorno de aprendizaje en red. La traducción es de Emilio Quintana, de Nodos ELE, y se expone a continuación:

rol-del-docente-en-entornos-educativos-en-red-530x523.jpg

1.AmplificarCuando reenviamos una información que nos parece relevante a multitud de personas (a través del correo electrónico o de las redes sociales), estamos amplificándola, en una red que se extiende en progresión geométrica. Siemens pone como ejemplo retuitear. Todos los individuos de una red colaboran en esta redifusión y amplificación de la información, pero el nodo-profesor “lo más probable es que sea uno de los nodos más importantes en la red de un estudiante, de modo que los pensamientos, ideas o mensajes que el profesor amplifique, van a tener mayor visibilidad entre los nodos de la red de aprendizaje”.
2.IntermediarUna de las tareas clave del profesor es intermediar entre el contenido y el estudiante para hacérselo accesible en un primer momento. Por ello, “el profesor puede resaltar determinados temas para que los estudiantes se topen con ellos continuamente. No se trata de decir “tienes que saber esto” sino de que los temas importantes estén presentes en el diálogo con los estudiantes, en los comentarios sobre las entradas de blog, en los debates en clase, y en las reflexiones personales.”
3.Señalizar y crear sentido socialmente. Una de las preguntas más repetidas por los profesores: ¿cómo van a estudiar con lo que encuentran en Internet? En Internet todo son opiniones, retazos contradictorios, informaciones fragmentadas. Precisamente, una de las principales tareas del profesor actual de cara al futuro es enseñar a manejarse entre informaciones complementarias e incluso contradictorias, y elaborar la información dándole coherencia y sentido. “Ser capaces de construir sentido en entornos complejos, fragmentados y distribuidos es muy importante”. La propia red de aprendizaje puede actuar como filtro y contribuir al entrenamiento del sentido crítico.
4.AgregarCon la idea de que el camino se hace al andar, Siemens plantea un futuro no muy lejano en que las nuevas herramientas de búsqueda de información se hagan verdaderamente “semánticas”, permitiendo construir el corpus de los cursos a medida que se avanza, y no previamente, agregando lo que de relevante vaya surgiendo en torno al tema discutido o investigado: “en vez de crear la estructura del curso con antelación a que los alumnos comiencen (el modelo al uso), la estructura del curso emerge a través de numerosas interacciones fragmentadas”.
5.Filtrar. Este punto viene a sumarse a los de construcción de sentido y agregación, que ya son formas de filtrar la información. Ahora se trata de “reforzar elpapel de expertodel profesor” (como en el modelo “antiguo”, de la escuela tradicional), llevando a cabo el filtrado de manera explícita (por ejemplo, buscando lecturas en torno al tema tratado) o implícita (proponiendo síntesis o índices de contenidos en torno a un tema, en suma, “una corriente de información filtrada”).
6.Modelar“Modelar tiene sus raíces en el aprendizaje de un oficio”. El trabajo del aprendiz es siempre un proceso multifacético, que implica dimensiones emocionales, cognitivas y sociales. De la misma manera, el conocimiento implica facetas teóricas, procedimentales y académicas. Se trata de “convertirse en carpintero, fontanero o físico”, y “lo que no puede comunicarse y entenderse a través de las lecturas o las actividades puede ser suplido por el modelaje del profesor”.
7.Presencia continuaEl docente tiene que estar presente on-line con una identidad virtual definida: un blog, un perfil en una red social, Twitter, o una combinación de todo ello, a través de los cuales “resumir discusiones, aportar perspectivas críticas y proponer nuevas fuentes de información”. De este modo podrá conectar con otros (no solo con sus alumnos), y seguir ampliando horizontes.


El alumno



tresmundos.jpgEn lo que concierne a los alumnos, Internet les proporciona un mayor protagonismo y les hace asumir un papel más activo en el proceso de adquisición de conocimientos. Internet constituye una invitación abierta a la enseñanza activa donde los estudiantes son a la vez recipientes y generadores de saber (Bruner, 1986; Hannafin, 1992). Rice y Lynn (1994) ya investigaron diversos tipos de interacciones entre los estudiantes de maestría y doctorado participantes en un seminario de redes electrónicas. La exploración del significado cultural de las actividades en clase reveló la eficacia de los medios electrónicos y del diseño de investigación etnográfico utilizados.
Del mismo modo, Barron e Ivers (1996) codificaron empíricamente los distintos tipos de "investigación" que los estudiantes pueden realizar con materiales Internet. Tales tipos incluyen:
  • la "búsqueda básica", a partir de un documento preseleccionado.
  • la "búsqueda avanzada", a partir de una multitud de documentos libremente elegidos.
  • la "búsqueda original" a partir de documentos usados/creados en colaboración con fines experimentales.

Tanto profesores como alumnos que aún no dominan los recursos que proporciona Internet necesitarán entrenamiento para dominar el arte de la búsqueda autónoma o la colaboración en red y, al mismo tiempo, adquirir la motivación suficiente para su desarrollo y sostenibilidad.
En el apartado "Enlaces de interés" de este artículo se puede consultar un estudio muy interesante sobre las TIC en la escuela desde el punto de vista del alumnado.
Otro estudio interesante es que el que realizaron en la Universidad de Victoria (Canadá) para comprobar la influencia de la aplicación de los principios cognitivos y constructivistas en el alumnado. Mediante un estudio cualitativo estudiaron las percepciones de los estudiantes ante la introducción de un curso de francés a través de una plataforma de teleformación en el que se aplicaron teorías cognitivas y constructivistas. Mediante esta investigación se demostró que la realización de ejercicios colaborativos guidados de manera adecuada contribuyen a:

  • conseguir un mayor compromiso de los alumnos
  • lograr un aumento significativo de la motivación
  • tener consciencia de sus propias estrategias de aprendizaje


Competencias tecnológicas de los alumnos online


Según Paniagua, Sánchez y Santamaría (2005) las competencias deben estar basadas en vías de comunicación bidireccionales y multidoreccionales.
Hay que tener en cuenta que los alumnos se ven envueltos en una espiral del uso de las tecnologías como parte importante del proceso de aprendizaje. Por ello debe desarrollar competencias tecnológicas que contribuyan a la utilización de aquellos espacios destinados a la facilitación de la comunicación, el intercambio de ideas y construcción del conocimiento.
¿Cuáles son esas competencias?
El Proyecto NETS (National Educational Tecnology Standars) establece seis categorías:
  1. Operaciones y conceptos básicos.
  2. Problemas Sociales, ético y humanos.
  3. Herramientas tecnológicas para la productividad.
  4. Herramientas tecnológicas para la comunicación.
  5. Herramientas tecnológicas para la investigación.
  6. Herramientas tecnológicas para la solución de problemas y la toma de decisiones.

Calidad de la formación virtual. La norma UNI 66181.




Todos sabemos que en muchas ocasiones podemos conocer de primera mano si un producto es de calidad gracias a diferentes métodos, como pueden ser preguntar a conocidos que ya poseen ese bien que queremos adquirir, o bien consultando en foros especializados en Internet, o consultando a personas de confianza para conocer su opinión. El problema viene cuando intentas averiguar el nivel de confianza que puedes tener sobre un producto del cual es muy difícil obtener información mediante los métodos descritos.
AENOR es la Asociación Española de Normalización y Certificación, y su labor consiste precisamente en evaluar y certificar que los productos que llevan su sello tienen una serie de características que los sitúan en una escala de calidad superior frente a sus competidores en el mercado.

Pues bien, ahora que se ha puesto tan de moda estudiar por Internet y han aflorado tantas empresas que nos ofrecen cursos a distancia con los que poder mejorar nuestro currículo, es hora de saber que AENOR también ha creado una norma con la que certifica que un curso E-Learning cumple con unas condiciones de calidad adecuadas que garanticen que el alumno va a poder conseguir los objetivos que se ha marcado y por los que ha pagado.

La norma mediante la cual AENOR certifica esto se llama UNE 66181, fue publicada en Julio del 2008, y entre otras cosas certifica que un curso online cumple con estas características:
- El curso satisface las necesidades y expectativas sobre la demanda que hay en el mercado.
- El curso tiene elevados niveles de satisfacción por parte de los alumnos que lo han realizado.
- El diseño de formación cumple con una serie de características pedagógicas por las que puede ser evaluado de una manera objetiva.
- Los alumnos que han realizado el curso han obtenido los beneficios que como objetivos aparecen declarados en el diseño formativo.

Así mismo, la norma UNE 66181 se estructura en cuatro bloques básicos:
- Accesibilidad: Los contenidos del curso son accesibles para el alumno final.
- Empleabilidad: Se define, según la propia norma, como la capacidad del individuo para integrase en el mundo laboral o mejorar su condición laboral actual.
- Facilidad de asimilación: Se refiere al nivel de interactividad (alumno – resto de alumnos y alumno – responsables de formación) y tutorización con el que cuenta la acción formativa.
- Información a proporcionar: El curso tiene que ofrecer información clara y precisa sobre su coste, objetivos, tipo de formación ofrecida, tiempo de duración, hardware mínimo exigido para poder realizarlo, software necesario, forma de contacto con los responsables del curso, etc.



Nuevas tecnologías



Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación tomando como referente los desarrollos y nuevos hábitos que Internet ha inculcado a la sociedad actual, nos permiten presentar un replanteamiento de las nuevas didácticas que podemos desarrollar en todos los niveles educativos para poder lograr la formación integral del ser humano, razón de ser de nuestra labor educativa.
Partiendo del concepto de González, (Fuentes Homero 1998): "El esquema tradicional de comunicación está obsoleto, porque el ser humano, en las diversas situaciones de comunicación, no es un emisor, todo lo contrario, es un sujeto de la comunicación que participa y vive inserto en las relaciones sociales, según los límites fijados por la formación social a cada sector de la sociedad. Además de sujeto, siempre se es emisor o receptor en determinada situación social. Desde la perspectiva de sujeto de la comunicación, el emisor puede orientar su acción hacia una transformación, a una mayor participación en la búsqueda de información".
Para obtener más información relacionada con las nuevas tecnologías y la educación se puede acceder pinchando aquí.


El proceso colaborativo en el aprendizaje



El proceso colaborativo de aprendizaje es compartir una significación; se plantean ideas, se escuchan ideas y se comparten, para construir conjuntamente un mensaje. La comunicación desde este punto de vista facilita la creación de una conciencia colectiva que procure la conquista del bienestar común (L. Coronado 1989).

Este modelo también incluye el concepto de sujetos de la comunicación quienes actúan en un contexto social donde se da la acción transformadora, un marco físico-psicológico y un lenguaje como medio. Siendo más completo, ya que centra la acción transformadora del medio como objetivo de la comunicación; en el mismo las personas deben procurar la transformación del medio en pro del bien común, así se realiza un cambio positivo en beneficio de los miembros de la comunidad, los cuales se involucran en el proceso como seres pensantes, críticos, capaces de aportar ideas y motivados para ello.

En un proceso de este tipo todos aportan algún saber y todos pueden enseñar y aprender algo, por lo que siempre son sujetos y nunca objetos del proceso. El sujeto será cuestionador, informador y educador, por lo que atiende a uno de los objetivos de la comunicación científica, que es divulgar, ya que el conocimiento no es propiedad individual, pertenece a la comunidad y a ella debe llegar.

Algo que permite este modelo es que todos los sujetos puedan ser sujetos de decisión. El mensaje es una significación, ésta se crea cuando los interlocutores comparten significados. Los mensajes llevan a la acción y por medio de ella se realiza la transformación del contexto. Más allá de la actividad educativa, la posibilidad de generación de conocimiento colectivo que se ha abierto con la web 2.0 y las Redes cambiará paradigmas sociales y empresariales; la facilidad de acceso al conocimiento y la popularización de la creación de éste por medio de la colaboración y la comunicación, supone la paradoja de que el conocimiento en sí mismo deja de ser valioso, para pasar a serlo el proceso de generación del mismo.

Vídeos relacionados



En el siguiente vídeo, el referente educativo Ken Robinson nos acerca de manera amena al cambio de paradigmas que, según él, atenazan la educación y la impiden mejorar.



En el vídeo del programa Redes (nº87): "El sistema educativo es anacrónico", podemos ver un análisis de la brecha existente entre la evolución de las esferas económica, cultural y personal y el anacronismo de los sistemas educativos.



Nuestro caso de aplicación de nuevas tecnologías a la Wiki:



En el siguiente vídeo de 6:52 minutos Hiroshi Tasaka, profesor de la Universidad de Tama en Tokyo desarrolla la idea de que la mayor paradoja de la sociedad del conocimiento es que el conocimiento realmente perderá valor y la gestión de la sabiduría ("wisdom"), el conocimiento colectivo será los temas realmente críticos. Explica que las organizaciones tienen que abrirse a la web 2.0 y a la sabiduría colectiva, y predice el fin del viejo capitalismo tal y como hoy lo conocemos: The paradox of knowledge:




Enlaces de interés



Interesante artículo de Marc Prensky, sobre "El papel de la tecnología en la enseñanza y en el aula", publicado originalmente en Educational Technology en 2008, en el que se presenta al profesor como un "facilitador" del aprendizaje en un entorno tecnológico en el que el alumno "aprende por si mismo".



Conocimiento tecnológico:



Presentación del profesor Pedro Cuesta, Profesor de Ingeniería Informática de la Universidad de Vigo (Campus de Ourense), donde hace un recorrido de la aplicación de las RRSS a la enseñanza, destacando en sus grandes posibilidades así como en sus inconvenientes, y explicando las principales herramientas a dicho fin.



Estudio sobre el uso de las TIC en la escuela pero realizado desde el punto de vista del alumno. Después de realizar casi 1.000 encuestas entre alumnos de Primaria, ESO y Bachillerato concluyen que prácticamente todos los alumnos quieres usar las TIC en el aula como apoyo a las lecciones del profesor.
http://proyectos.xavierre.com/tic/index.html


Perfil del estudiante online:
http://educabonline2010.blogspot.com/2010/06/perfil-del-estudiante-online.html



Completa esta información con la siguiente presentación